Celebración del envío de los Voluntarios de verano

El próximo verano seis voluntarios de Gipuzkoa acudirán a dos proyectos de voluntariado: tres al Hogar Akwaba de Abiyán, en Costa de Marfil y otros tres a Jujuy, en Argentina. A Akwaba acudirán el H. Jesús Mari Arrieta, Periko Alkain y Xabier Matarranz, y a Jujuy Nerea Bereciartua, Rocío Jiménez y Jon Aztiria. La mayoría tiene experiencia de haber participado en algún proyecto de voluntariado.

Hemos realizado la celebración del envío para que se sientan enviados y como despedida. Ha sido la tarde del 8 de junio en La Salle Ikastetxea de Donostia. Nos hemos reunido un buen grupo de amigos de Proyde-Proega, provenientes de diversas localidades de Gipuzkoa: Andoain, Beasain, Donostia, Eibar, Irun, Zarautz y Zumárraga.

En el inicio de la celebración se subrayó el hecho de que los voluntarios no van por su cuenta, sin más. Queríamos significar mediante este encuentro que son enviados por todos nosotros y por los que nosotros representamos: todo el mundo de Proyde-Proega, La Salle y sus familias y amigos. En los países empobrecidos serán también, de alguna manera, testigos de nuestro compromiso solidario.

Después de la bienvenida el H. José Ángel Múgica planteó la celebración en torno a la estrella, tomando como referencias los ojos, el corazón y las manos.

Delante de todos teníamos una gran estrella y en medio de nosotros, en el suelo, las imágenes de un ojo, un corazón y tres manos.

Primer símbolo, el ojo. Se proyectaron en pantalla fotos de proyectos de Akwaba, Trinidad (Bolivia) y Akwaba de los últimos años. Y después de un tiempo de silencio recitamos entre todos una oración poniendo nuestras debilidades en las manos de Dios y pidiéndole que nos transforme. Dos voluntarios colocaron el ojo en el entorno de la estrella.

El segundo símbolo fue el corazón. Los cinco voluntarios que repetían contaron alguna anécdota vivida anteriormente. Llamativas todas. ¡Qué realidades tan distintas las de los pueblos empobrecidos! A continuación escuchamos, visionamos, la canción de Estopa – Rozal, VIVIR (https://www.youtube.com/watch?v=IIUPEtepF1Q). Y dos voluntarios colocaron el corazón que estaba en el suelo en el entorno de la estrella.

El tercero, las manos. Escuchamos el texto evangélico Lc 9, 1-6 en la que Jesús envía a los doce en misión. Se subrayó el mandato de Jesús de no tomar nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero. La gran aportación del voluntario en los países empobrecidos es su presencia, su humilde servicio y su sencilla palabra. Fuimos invitados, de inmediato, a escribir en alguna de las manos, en pocas palabras, nuestro compromiso, y las tres manos fueron también colocadas en el entorno de la estrella.

Como signo del envío, a continuación, el H. José Manuel Agirrezabalaga, como responsable del voluntariado de Proyde-Proega, entregó a cada voluntario un colgante con la estrella.

Y terminamos recitando juntos el texto “Manos unidas” de Pedro Casaldáliga. Toda la celebración se desarrolló en euskara.

Pero no terminamos nuestro encuentro en este momento. Lo continuamos degustando productos de comercio justo, junto con nuestros tradicionales chorizos, tortillas, queso y vino.

Nuestra calurosa felicitación y ánimos a los voluntarios en estos días previos a esta experiencia enriquecedora. Zorionak eta izan bihotz! Seguiremos en contacto los próximos meses de julio y agosto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.