Encuentro de los grupos de JENDE XUMEA (Gente Pequeña)

1

Share this Post

El 4 de enero, dentro de las vacaciones de Navidad, hemos tenido un encuentro de jóvenes voluntarios de los grupos de JENDE XUMEA (Gente Pequeña) en San Asensio (La Rioja).

Participaron miembros de los grupos de Bilbao, Donostia y Zarautz. Algunos de los que fueron el verano pasado y otros que irán este año. Participaron también en el encuentro miembros del grupo de Gente Pequeña de Zaragoza que fue hace dos años y algunos que irán este año. En total unos 40 jóvenes y una docena de adultos.

Los objetivos del encuentro eran, por una parte, favorecer el conocimiento mutuo de los jóvenes voluntarios y, por otra, compartir lo vivido en el voluntariado internacional como las ilusiones y el proceso de preparación de los que van a ir.

Se inició el encuentro con un bingo de los amigos para favorecer el mutuo conocimiento entre los jóvenes. A continuación, el H. Mikel García presentó la dimensión vocacional de fondo que vivimos en todas estas experiencias. Los jóvenes lo trabajaron también en grupos.
5
Siguió la presentación de los jóvenes de Zaragoza de lo que vivieron hace dos años en Santa Cruz (Bolivia). Hicieron lo mismo los jóvenes de Zarautz respecto a su experiencia del año pasado, también en Santa Cruz, y los jóvenes de Bilbao de lo vivido en Jujuy (Argentina). No faltaron las preguntas de los demás jóvenes que, a continuación, tuvieron la oportunidad de compartir lo oído en grupos mezclados.

En la comida compartimos lo traído por cada uno de los grupos.

Por la tarde, tuvieron su protagonismo los jóvenes que irán este próximo verano. Expusieron sus planes, temores y su proceso de preparación. Los jóvenes de San Sebastián, de Bilbao y de Zaragoza, cada grupo hizo su presentación y respondieron a las preguntas de los demás jóvenes.

Terminamos el encuentro con una pequeña oración, en la que se nos invitó a mirar cada día en cinco direcciones: hacia delante, hacia atrás, hacia abajo, hacia los costados y hacia arriba. Las pequeñas bengalas que encendimos al final fue signo de nuestro compromiso de ser portadores de luz y esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.