PROYDE-PROEGA ante el COVID-19

Al igual que en el resto de la sociedad de la que somos parte, nuestra actividad se está viendo alterada por el COVID-19 y hemos tenido que responder a la situación desde diferentes ámbitos.

Nuestro trabajo directo en cooperación internacional está en manos de personal local. Por ahora continúa, pero no hay duda de que, próximamente, puede verse afectado de una u otra manera. Trataremos de tener en cuenta esta contingencia.

Nos preocupa el hecho de que el COVID-19 llegue a países empobrecidos con sistemas de salud débiles y cuyas poblaciones ya enfrentan múltiples amenazas. Nos preocupa también el mayor riesgo para las mujeres, mayoritarias en los sectores sanitario y de cuidados. En este sentido, estamos atentos a lo que nos digan desde los países donde prestamos colaboración.

Es crucial que la comunidad internacional apoye a estos países empobrecidos desde ahora.

Intentando ser responsables, las personas que trabajan en PROYDE-PROEGA realizan sus actividades desde casa y atienden las necesidades que van surgiendo. Las actividades de las Delegaciones – Centros La Salle de Euskadi están suspendidas. Están también suspendidas las actividades programadas de Educación para el Desarrollo y Formación del Voluntariado. Estamos reflexionando sobre los proyectos programados para el Voluntariado Internacional del próximo verano y tomaremos alguna decisión a mitad de abril. Podemos decir que mantenemos la actividad de gestión hasta los niveles que es adecuadamente posible.

En este momento tenemos la emergencia en casa, y desde PROYDE-PROEGA nos sumamos a la colaboración responsable de todos y todas, de los gobiernos y de otros actores sociales para lograr detener la expansión del virus.


Desde Fratelli (Líbano) 23.03.2020

Hola Ángela.

No sé si este correo responde a tu demanda, pero si necesitas otra información ya nos lo dirás.

El primer ministro Hassan Diab, anunció el domingo 15 por la noche, después de una reunión de emergencia del Consejo de Ministros en Baabda, las medidas siguientes para frenar el COVID-19:

– Los libaneses están llamados a permanecer en sus hogares y salir «solo en caso de una emergencia extrema».

– Se prohíben las reuniones en lugares privados o públicos.

– El aeropuerto internacional de Beirut y todos los puntos de entrada (aéreos, marítimos y terrestres) estarán cerrados desde el miércoles 18 de marzo hasta el domingo 29 de marzo de 2020 a la medianoche. La única excepción: miembros de la FPNUL, miembros del cuerpo diplomático, organizaciones internacionales, personas que trabajan en el bloque 4 y aviones de carga.

– Los libaneses y no libaneses miembros de sus familias o que tengan o no una tarjeta de residencia libanesa tienen hasta el 18 de marzo de 2020 para regresar al Líbano, siempre que el resultado de su prueba (PCR) sea negativo. Esta decisión incluye a personas de los siguientes países: Francia, Egipto, Siria, Irak, Alemania, España, Reino Unido, Italia, Irán, China, Corea del Sur.

– El cierre de administraciones, instituciones públicas, municipios, universidades, escuelas públicas y privadas, guarderías. En particular, se prevén excepciones para las instituciones dependientes del Ministerio de Defensa y Salud, así como para el «Banco del Líbano y todos los bancos, en cooperación con la Asociación de Bancos del Líbano y las empresas responsables de la transferencia y distribución el dinero «.

– La suspensión del trabajo en empresas, empresas privadas, comercios, oficinas de las profesiones liberales teniendo en cuenta casos de extrema necesidad y en cooperación con las órdenes de profesiones libres. Se excluyen los siguientes de esta decisión: panaderías y todo lo relacionado con la venta de alimentos y otros materiales de consumo básico.

Se recomienda mantener la calma y tomar las precauciones necesarias para evitar la transmisión del virus. La Organización Mundial de la Salud recomienda evitar el contacto cercano con personas que estén sufriendo infecciones respiratorias, así como extremar las medidas de higiene y lavarse las manos frecuentemente. Igualmente, se recomienda evitar las aglomeraciones de gente, tanto en público como en privado, y el contacto con animales salvajes. Procuren permanecer en sus casas, salvo que resulte necesario.

En caso de padecer de síntomas gripales (tos, fiebre y dificultades respiratorias), haber visitado un país afectado por el virus en los últimos 14 días, o haber estado en contacto con una persona infectada pónganse en contacto con personal médico evitando, si es posible, los desplazamientos a hospitales u otros centros médicos.

A día de hoy, hay 133 personas declaradas contagiadas.

Nosotros en Fratelli Remeileh no tenemos actividad. No viene nadie; sólo los empleados que trabajan en el exterior para asfaltar la zona de aparcamiento. Los niños desde el domingo ya no entran en el patio y se les invita a permanecer en sus casas. La comunidad estamos solos como una familia confinada. En Bourj Hammoud tampoco hay actividad ni presencia de ningún tipo.

Yo personalmente estoy preocupado por saber cómo y cuándo será el regreso, como responder a los donadores, cómo deberemos adaptar los programas… En fin, confianza y dejemos que el tiempo y las circunstancias nos aconsejen.

Un abrazo “virtual”

Miquel


Desde Tami (Togo) 23.03.2020

Hola amigos.
Casi no me atrevo a enviar esta crónica. Hablar de las cosas del Centro de Formación Rural de Tami con la que está cayendo…
Lo que nos preocupa a todos es este virus que nos está desestabilizando la vida.
Los últimos días de vacaciones en España, viví la situación de confinamiento de la población. Cuando llegué a Tami, tuve la impresión de haberme puesto a salvo. Aquí la vida parece más sencilla, más sana. Es difícil que el virus pueda llegar a este lugar tan aislado…
Lejos de la realidad. Todos estamos metidos en el mismo barco y nadie puede aislarse de la que sucede en el otro extremo del mundo.
Mas que contar noticias de lo que aquí hemos realizado -a pesar de que habría muchas cosas- lo que pretendo es enviaros un mensaje de ánimo. Máxime cuando el Togo comienza a seguir los pasos de lo vivido en otros países.
Desde el 20 de marzo ha cesado la actividad de los centros educativos, los vuelos se han restringido y las fronteras terrestres se han cerrado… En consecuencia, el comienzo de la campaña no tendrá lugar el día uno de abril, como estaba previsto. No podremos recibir las familias hasta que el Gobierno no levante el cierre de los centros educativos.
Pero lo que más me preocupa es que la pandemia se extienda con la misma virulencia que en algunos países de Europa. Con un sistema sanitario limitado, con la carencia de recursos de la mayoría de la población, los comportamientos sociales -fata de higiene, funerales, mercados…- que favorecen el contagio… ¡No quiero pensar en las consecuencias!
Emociona conocer los pequeños gestos de solidaridad que se suceden en medio de esta crisis. Puede que, a cada uno de nosotros, se nos llame a poner nuestro granito de arena para que esta pesadilla dé paso a una vida más humana y solidaria.
Ánimo a todos, la luz está delante de nosotros.
¡La vida continúa también en esta parte de África!
H. Vicente Bartolomé.


Kelo (Chad), 24.03.2020

Egun on José Manuel,

Te remito una pequeña crónica de nuestra situación en Tchad.

Y al final no nos libramos

Oficialmente ya tenemos un caso de coronavirus detectado en el aeropuerto de N`Djamena, el día de San José. En los países limítrofes su número es mucho mayor. Todos los centros escolares están cerrados y a diferencia de España no hay confinamiento, por ahora.

El ministro dice que nos lavemos las manos varias veces al día con jabón, pero será con agua virtual ya que la de la ciudad hace más de tres semanas que está cortada; que evitemos conglomeraciones, pero se olvida que el “mogollón” en el mercadillo y los transportes públicos forman parte de la idiosincrasia africana. Nos habla de respetar las normas elementales de higiene, pero a excepción de las dos capitales, la económica y la política, ¿dónde se pueden adquirir geles y mascarillas? A título de ejemplo en la única farmacia de Kélo no hay nada de nada, ni más carillas ni más baratillas, “rien du tout”.

Nos indican normas que saben que es imposible cumplir en caso de necesidad. ¿Os imagináis un mercadillo con la gente vendiendo y comprando mangos, tomates, pescado ahumado, … usando guantes desechables y protegidos con mascarillas? ¿Tiene sentido un confinamiento en sus casas cuando la mayor parte vive al día y si no venden algo no comen? Dicen que utilicemos para desinfectarnos una disolución hidro-alcohólica, je, je, pero como no sea con una cerveza ya me diréis dónde la encontramos. A veces me pregunto en qué país viven los dirigentes, copian lo que dicta la OMS y las medidas empleadas en otros países, cosa que es loable, pero se olvidan de facilitar los medios para que la gente ponga en práctica algunas de sus recomendaciones. Independientemente del coronavirus, y para que os hagáis una idea de las condiciones higiénicas en la que viven cotidianamente los campesinos de la sabana chadiana, su edad media es de 45 años. Non Coment.

Las fronteras terrestres están oficialmente cerradas pero la gente que estaba en el extranjero, principalmente estudiantes, pasan por los campos y montañas, los pobres estaban completamente abandonados. El día 21 los gobiernos europeos pusieron a nuestra disposición el último avión de la compañía AIRFRANCE para todos aquellos que deseasen salir del país, evidentemente no lo cogí.

Nosotros estamos relativamente tranquilos ya que es muy difícil que llegue por estos lares. El único extranjero no africano en Kelo es un servidor y a 15 km tres cooperantes católicos españoles que trabajan en una granja escuela similar a la de Tami, pero con chicos y chicas huérfanos. Y por una vez voy a tomar como verdadera la Fake News que dice que el virus no aguanta el calor. ¡Ojalá fuese cierta la noticia! pero la OMS nos indica que no hay ninguna investigación seria que corrobore dicha afirmación y que África se prepare para lo peor. Esperemos que se equivoque.

Veo que os espera un mes tremendamente duro confinados en las comunidades, en cambio nosotros podemos pasear sin ningún problema, alguna ventajilla teníamos que tener, por ahora. Frère Josemi (H. José Miguel Duffau Echevarría)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.